“Agricultoras Andinas de la provincia de Quispicanchi (Cusco) empoderadas, trabajan por la sostenibilidad de la vida y la justicia climática”

Resumen:85 agricultoras de 7 distritos, mejoran sus condiciones personales y organizacionales para su empoderamiento, a la vez que fortalezcen su participación ciudadana y promueven sus derecho económicos, políticos y sociales y así como una vida libre de violencia.

Para ello, se dictan capacitaciones técnica y social, a fin de desarrollar las capacidades personales de las agricultoras en base al conocimiento y apropiación de sus derechos, mejora de sus prácticas tradicionales de producción con el acceso y dominio de tecnologías agroecológicas que les permita adaptarse a los efectos del cambio climático así como contribuir a la Seguridad y Soberanía Alimentaria de sus comunidades. Se realizarán acompañamiento técnico en comercialización que les permita insertarse a nuevos mercados con productos orgánicos con la debida presentación; y se trabajará la vigilancia ciudadana e incidencia política para la formulación de propuestas que fomenten el desarrollo sostenible y una vida sin violencia en igualdad de género.

Población sujeto: 85 agricultoras de las 2 Escuelas de Productoras rurales de  7 distritos de la Provincia de Quispicanchi que se conformará en el marco del proyecto. Las mujeres que participarán, viven en zonas rurales de Valle y Altoandinas. Se encuentran en situación de pobreza y tienen escasos  recursos y bajo nivel educativo; muchas de ellas no saben leer ni escribir y otras no han concluido el nivel primario. Por lo general, son jefas de hogar o madres solteras con una carga familiar bastante significativa y cuyas edades oscilan  entre 18 y 60 años. Entre quienes conviven con sus parejas se presentan cuadros de violencia, los que se ven agravados, por las tensiones que genera la inseguridad, precariedad económica, carencia de agua, entre otros impactos del cambio climático.

Resultados:

            •        Resultado 1: 85 Agricultoras de ARPEQ, fortalecen su organización, se empoderan y promueven actividades que reivindican públicamente, a través de acciones políticas, los derechos de las mujeres y el derecho a una vida libre de violencia.

                     Resultado 2: 85 agricultoras, mejoran sus prácticas agrícolas implementando estrategias hacia la Soberanía Alimentaria y de adaptación frente a las consecuencias del cambio climático, fortaleciendo con ello su liderazgo en sus comunidades.

                     Resultado 3: Agricultoras de 7 distritos que integran las Escuelas de Productoras Rurales, cuentan con conocimientos sobre estrategias de comercialización de productos orgánicos y se articulan –en mejores condiciones- a mercados locales y puntos verdes, ejerciendo sus derechos económicos

Financiación: Diputación Foral de Gipuzkoa: 149.890,99€

Ejecución: Agosto 2015- Agosto 2016

Contraparte: Flora Tristán, Centro de la mujer Peruana